Para abrogar la contra Reforma educativa:

El magisterio requiere construir la unidad con todo el pueblo trabajador

Para derrotar las contra Reformas que nos arrebatarán nuestros derechos y conquistas sociales, es más que indispensable la unidad de todos los sectores en lucha. Ante ello, la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), en la heroica lucha contra la falsa Reforma Educativa ha logrado convocar a trabajadores y trabajadoras de la educación en casi todo el territorio nacional. Con centenares de miles movilizados en 25 estados como Jalisco, Aguascalientes, Colima, Guanajuato, Campeche, Yucatán, Michoacán, Zacatecas y los estados con paro casi total de Veracruz, Chiapas y Oaxaca. En Guerrero solo los ha podido detener las severas consecuencias de los huracanes, en su ya de por sí empobrecido pueblo. Todos ellos han dado un claro ejemplo de la pelea frontal que se debe dar contra el gobierno de Enrique Peña Nieto (EPN) y el Pacto (contra) México signado por los tres principales partidos burgueses.
Por un plan nacional de lucha
A pesar de la campaña mediática de desprestigio contra el movimiento magisterial, éste ha logrado ganar la simpatía de sectores importantes para fortalecer su lucha, como lo es el de los padres y madres de familia, quienes en estados como Chiapas, Veracruz, o en el sur del DF, han protagonizado codo a codo con los maestros, importantes movilizaciones. La participación de los padres de familia en la toma de presas en Veracruz, de alcaldías en Chiapas, de las escuelas en Xochimilco, Tláhuac y Milpa Alta, así como bloqueos de carreteras y marchas en diversos estados, ha sido la forma en la que se ha expresado que el movimiento magisterial ha escalado a ser popular. Pues lo que está en juego es la pérdida de la educación pública como un derecho constitucional.
Desde el violento desalojo del plantón que los maestros sostenían en el Zócalo, logró la solidaridad de sectores como el estudiantil, quienes realizaron numerosos paros en sus escuelas e hicieron acto de presencia de manera masiva, poniéndose del lado de la lucha magisterial. De ahí derivaron los Encuentros Nacionales Magisteriales, a los que ha acudido diferentes organizaciones para acordar acciones que apoyen a la lucha de los mentores.
El magisterio democrático ha sido hasta ahora un dique de contención de la reforma energética, pero deberá contar para la lucha, con los petroleros, los electricistas, la base de MORENA, el movimiento estudiantil, otras organizaciones sindicales y políticas para tener oportunidad de triunfo.
Al contrario de lo que ha planteado AMLO, quien ha propuesto acciones muy por detrás de las que han realizado los maestros, pues ante la “emergencia nacional”, que el mismo señaló en uno de sus mítines, confía en que el Presidente, las Cámaras, o que la lucha “pacífica”, será la que detenga la criminal reforma energética, sin convocar a ninguna organización, ni plan que ayude a sumar fuerzas por todo el ancho y largo del país. Es la CNTE la que puede convocar a estos sectores a organizar la lucha a nivel nacional, con el método que la ha distinguido en estos últimos meses de la insurgencia magisterial, que es tomando las calles, haciendo tomas, bloqueos, impulsando un paro nacional, que no sólo sea de los maestros, sino de todos estos sectores, este tipo de medidas son las que lograrán realmente parar las contrarreformas.
Es decir, impulsar una estrategia para sumar esfuerzos y apoyar a otros sectores que resisten a través de un Plan de Lucha Nacional, lo cual puede concretarse en la convocatoria a una Convención Nacional. Esta estrategia adquiere una importancia vital para que el movimiento se fortalezca en cada sección, evitando se aíslen y desgasten las acciones en los estados, y por el contrario, logren el fortalecimiento de cada uno, coordinando a nivel nacional las movilizaciones junto con otros sectores. Para ello, es importante que espacios como la Nueva Central de los Trabajadores, encabezado por el SME y la propia CNTE, tengan una participación activa por la construcción de este Plan Nacional de Lucha y de la Convención Nacional, en la que los sindicatos que la conforman involucren a sus bases para que se impulse este plan.
El brigadeo es indispensable
Es crucial que la CNTE tome en sus manos la extensión del movimiento y ganar a la clase trabajadora y a los trabajadores educativos de las secciones que aún no se suman a la lucha de manera contundente y masiva, como es el caso del Distrito Federal, cuyos contingentes son necesarios en esta lucha, pues si bien su participación ha crecido en los distintos paros convocados por la CNTE, no es suficiente, por lo que se hace imprescindible un brigadeo en la capital política del país, en la que los diferentes contingentes en plantón ayuden a ganar a los maestros y padres de familia, pues será esencial para cambiar la relación de fuerzas, contrarrestando la represión laboral y administrativa de las autoridades educativas.
Este brigadeo tiene que ser organizado de manera centralizada, ya que aunque se ha convocado a ello, la tarea se lleva de manera dispersa. Para que en el DF el brigadeo tenga un verdadero efecto que permita ganar a la mayoría de los padres y madres de familia, así como a los trabajadores de la educación que aún se mantienen temerosos o apáticos, se requiere que los brigadistas acudan de manera coordinada y constante a cada zona escolar, lo que permitiría tejer redes y ayudar en la organización de las escuelas y centros de trabajo, esto permitiría en unas semanas ganar a la mayoría de los maestros en el DF y posteriormente empujar un brigadeo nacional en los estados en los que sin ser de la CNTE, iniciaron movilizaciones importantes y así también fortalecer su organización. Así, el llamado a los Paros Nacionales adquirirían mayor fuerza. Y con ello la lucha contra la clase en el poder que pretende arrebatarnos todo, es nuestra organización y movilización, la fuerza y unidad del pueblo trabajador las que podrán detener estas embestidas y triunfar echando atrás cada una de sus contrarreformas.

Trabajadores y trabajadoras del
Partido Obrero Socialista-Movimiento al Socialismo