El Socialista 354 - Enero 2010

Doce presos, doce gritos de libertad
Alejandra Rivera

Este año comenzó con buenas noticias para el  Frente de Pueblo en Defensa de la Tierra (FPDT), ya que se resolverán los amparos directos de los doce compañeros, último recurso legal para que desde los organismos de la justicia mexicana se haga justicia y obtengan su libertad. El FPDT solicitó a la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) que atraiga el caso para que sean ellos los que resuelvan.

Los ministros José de Jesús Gudiño Pelayo y Juan N. Silva Mesa hicieron suya dicha petición, por lo que serán ellos los que elaboren el proyecto de dictamen para que la SCJN ejerza su derecho de atracción. No se sabe cuando se votará el proyecto pero esto ya es una buena señal. Aunque este hecho no es garantía para obtener la libertad, lo cierto es que este organismo tiene una gran responsabilidad ante el  pueblo de México; pues después de liberar a los asesinos de Acteal, por supuestas irregularidades en el proceso, sería el colmo que no liberara a los compañeros, pues hasta ahora lo único que proyecta el gobierno es que  la respuesta a la lucha y la protesta, es la cárcel de por vida, juicios amañados, torturas, violaciones y abusos.

Este avance es producto de las movilizaciones que ha encabezado el FPDT  en el marco de la campaña “Libertad y Justicia para Atenco”, a la que  se sumaron personalidades, artistas, organizaciones sociales y de izquierda, de derechos humanos e individuos. En la última etapa de la campaña se llevaron los doce gritos de libertad a través de doce estados de México, para que fueran escuchados y  así sumar fuerzas.

Este año tendrá que arreciar la lucha. Bien lo manifestó el FPDT en su pronunciamiento del 13 de diciembre: “Desde Atenco le decimos a la sociedad civil nacional e internacional que hoy cerramos una etapa y empezamos otra, que consiste en sacar de la cárcel a nuestros presos de una vez por todas, es decir, o liberamos a Nacho, Felipe, Héctor  y los nueve compañeros del Molino o se quedan cumpliendo las condenas que van desde 31 años, 10 meses y 15 días, 67 años y medio hasta 112 años y medio de prisión”.