El Socialista 370 - Mayo 2012

Una reveladora grabación del Consejo Técnico:
El IMSS podría liquidar a sus 319 mil trabajadores y sus jubilaciones, “o podría desaparecer”

Afines del año pasado se realizó una reunión del Consejo Técnico del IMSS, de la que ha trascendido una interesante grabación, donde el actual Director Daniel Karam, parte de ubicar el objetivo de la reunión: “Darle una solución definitiva a la situación financiera del IMSS”. El diagnóstico que presentan los funcionarios del IMSS, es que a finales del 2012 o para principios de 2013, el IMSS no podría pagar su nómina. De ese tamaño presentan su problemática.

Y para evitar la muerte del IMSS, según ellos, presentan dos opciones de “Reforma”: Una de fondo con una solución completa y otra que “le daría vida por otros 3 años”. La primera impactaría no solo a los trabajadores del IMSS, sino a todo el sistema de Salud en México. Los dos principales problemas que detectan estos funcionarios neoliberales son: el Régimen de Jubilaciones y Pensiones (RJP) en el corto plazo y los gastos médicos de los pensionados a mediano plazo. Esas son las cargas, que comentan en la grabación, hacen imposible la viabilidad del IMSS.

¡Vaya diagnóstico! Según su distorsionada visión, los principales derechos conquistados por los trabajadores, son una carga que debe eliminarse. Así tan fácil, de un solo plumazo, pues según el Director del IMSS “tenemos la obligación de resolverlo, pero además es un extraordinario pretexto para plantear una reforma de largo alcance en todo el sistema de salud”.

¿Pero cuáles son sus propuestas? Se mencionan las siguientes medidas:

“Bono de permanencia: En lugar de que los médicos se queden hasta los 28 años de servicio, se queden hasta los 33 o 34 años.

Bono de pensión: Como en el ISSSTE, que se les dio a los trabajadores un bono por aceptar el nuevo sistema, para que opten por pasarse al nuevo RPJ. Empezarían a cotizar como nuevos. Les compras la antigüedad, pero con un saldo nuevo.

“Liquidar y recontratar a todo el personal de confianza”.

Los “ahorros” serían según esto, por 300 o 400 mil millones.

Pero la opción más drástica y definitiva, sería liquidar a todos los trabajadores del IMSS, lo que costaría 152 mil millones”. Esas son las “soluciones”, ¡vaya forma de resolver el futuro de la salud en México, a costa de sus trabajadores y de los derechohabientes!

Pero lo peor del caso es que los “representantes obreros” presentes aceptan las propuestas, pues hay que recordar que el Consejo Técnico está conformado de manera tripartita, por los representantes del gobierno, en este caso el Director Karam, los patronales y los representantes de los trabajadores. Pues esos “defensores” de los derechos obreros, aceptan los argumentos de los representantes patronales, quienes comentan que como en el caso de Mexicana, es el sindicato el que debe actuar, aceptando recortar salarios y prestaciones, como el de la jubilación, en aras de preservar la institución.

Y después se escucha la voz del Secretario General del IMSS, Juan Moisés Calleja, el célebre asesor jurídico y charro cetemista, quien argumenta: “limpiemos por dentro los males que tenemos”, apelando al “apoyo del gobierno” para solventar los gastos, mientras se encuentra esa solución de fondo.

La grabación que nos fue proporcionada por trabajadores del IMSS (que ponemos a su disposición), debe ser difundida entre todos los trabajadores del IMSS y del sector Salud, quienes deben estar consientes del grave riesgo que corren sus salarios y prestaciones, particularmente el de la jubilación.

Debe servir como punto de partida para reorganizar la lucha al interior de sus sindicatos, su necesaria democratización, pues solamente organizados y mediante su movilización podrán enfrentar la embestida que preparan en su contra el gobierno actual y el que venga.