Y el Istmo también se levantó
Francisco Castillo

Pluma No. 5 - Invierno 2006

Durante la huelga magisterial, por un largo tiempo los maestros del Istmo de Tehuantepec estuvieron en su retaguardia. Ello se debió principalmente a la labor de los dirigentes magisteriales de esta región, que hicieron todo lo posible por mantener desmovilizada a la base. Estos líderes pertenecen a la corriente "Praxis", ligada al PRD y que ha sido una de las principales aliadas del gobernador Ulises Ruiz. Sólo hay que recordar que el presidente municipal de Juchitán, del PRD, en plena huelga por la caída del gobernador, el 5 de septiembre, intentó llevar a cabo un acto público con el gobernador...
Aquí se cuenta cómo también los maestros istmeños se movilizaron y lucharon por la caída de Ulises Ruiz.

Tehuantepec, Oax.- Después de infructuosos intentos para reorganizar a los seis sectores magisteriales del istmo, nos reunimos en la Escuela Secundaria Técnica no. 35 una decena de maestros de base. Nos motivaba el realizar actividades que estimularan la unidad y movilización de los maestros.

El 29 de septiembre se llevó a cabo una reunión más numerosa, que acordó una movilización. Por fin, a partir de la 8 de la mañana del 2 de octubre iniciamos el recorrido de unos 18 kilómetros de la población de El Espinal hacia Ciudad Ixtepec. La marcha fue un éxito, porque participaron miles de profesores. Estábamos muy contentos: durante meses, se nos vino reprochando dentro de la sección 22 que el Istmo era la retaguardia, pero ahora estábamos en las calles y peleando.

La toma de una radioemisora


El 3 de octubre nos reunimos para valorar la situación. Algunos compañeros de base, animados a seguir movilizándose como única garantía de triunfo, propusieron tomar la radiodifusora más importante en la región, la XEKZ. Los líderes oportunistas intentaron frenar la actividad, pero la necesidad de comunicarnos directamente con la sociedad y con los compañeros maestros que se encontraban esparcidos en este territorio ya estaba sembrada. Inmediatamente la idea fue apoyada por otros oradores y sin perder más el tiempo salimos en una marcha de aproximadamente dos kilómetros hacia las instalaciones de la radiodifusora más potente, que llega a partes de Chiapas y Veracruz.

La Administración de la radio acordó otorgarle al magisterio un espacio de una hora diaria, que se convirtió en dos porque los dos "informadores" que más atacaban al movimiento ya no se presentaron a sus respectivos programas, a pesar de que en reiteradas ocasiones se les invitó (y se sigue haciendo al auditorio) a un debate público. Asimismo se acordó que se nos permitiría participar en dos noticieros más en el horario vespertino.

A la vanguardia de esta actividad estuvimos seis o siete compañeros que no tenemos representatividad magisterial, pero sí el entusiasmo, el interés y la determinación suficiente para aportar nuestro granito de arena a la lucha. Recibimos numerosas muestras de solidaridad de compañeros trabajadores de otros sectores (sector salud, tiendas del Issste, amas de casa, etc.) que nos hacían llegar su apoyo en especie, además de las incontables llamadas de parte del auditorio, quienes se manifestaban satisfechos por el mensaje que se comenzó a transmitir y que los tenía al tanto de lo que realmente acontecía, a diferencia de lo que informaban los medios gobiernistas.

También recibimos llamadas amenazantes tratando de intimidarnos para que desistamos de esta actividad que le estaba haciendo un importante contrapeso político a la apertura de algunas escuelas por parte del espurio comité de padres de familia.

San Blas Atempa, como siempre, a la vanguardia

Desde esta radiodifusora, en el 610 de AM, hemos organizado y difundido diversas manifestaciones y protestas. Se promovió otra marcha regional en la ciudad y puerto de Salina Cruz, la toma de la carretera federal y la autopista y el bloqueo a edificios públicos. También se difundieron las luchas de los otros sectores de la región y del Estado. En pocas palabras, pusimos la radio al servicio de los sindicatos, colonias, padres de familia, así como de alumnos de primaria y secundaria que enviaban saludos y mensajes a sus compañeritos.

El heroico y noble pueblo de San Blas Atempa, que tiene tomado el palacio municipal, también ha jugado un papel importante en la lucha magisterial, pues el edificio de su Secundaria Técnica Núm. 69 nos ha servido como trinchera. Además nos han mostrado su respaldo y apoyo. Después de recibir las amenazas vía telefónica, fueron parte de nuestra seguridad personal durante las trasmisiones; cabe destacar que en este municipio NO ha sido abierta ninguna escuela por el espurio comité regional y que sus habitantes han manifestado que están con nosotros hasta las últimas consecuencias.

(Tomado de El Socialista, no. 319, noviembre de 2006)