Pluma No. 10, primavera de 2008

 

Venezuela

La “nacionalización de Sidor es un triunfo de los
trabajadores”

Estaba por entrar a imprenta este número de Pluma cuando, el 9 de abril del 2008 el gobierno venezolano anunció que la acería Ternium-Sidor fue nacionalizada.

Es más que evidente que bajo la presión de un sector en lucha de la clase obrera venezolana, que iba más allá de los trabajadores de la fábrica, que al gobierno de Chávez no le quedó otra alternativa que estatizar la empresa. Se trata, claramente, de un triunfo de los trabajadores, tanto de los sidoristas como de los que los apoyaron. Al momento de escribir estas líneas ignoramos más detalles de la medida, aunque exigimos que la expropiación sea sin indemnización alguna, y que desde ahora la empresa funcione bajo control de sus trabajadores.

Desde México, miramos también con simpatía la nacionalización de CEMEX (Cementos Mexicanos), propiedad de uno de los megamillonarios mexicanos. Igualmente demandamos que sea puesta bajo el control de sus trabajadores y que contribuya a la urbanización y a la construcción de viviendas populares en Venezuela.

Publicamos las siguientes declaraciones de Orlando Chirino coordinador nacional de la UNT y miembro de la Corriente Clasista, Unitaria, Revolucionaria y Autónoma (C-CURA), al enterarse de la nacionalización:

Chirino se unió al júbilo que embarga a los sidoristas y al pueblo guayanés por esta medida adoptada por el gobierno nacional, y que para el dirigente obrero se constituye en un gran triunfo de la movilización de los trabajadores.

“Sin ninguna duda, la nacionalización de Sidor anunciada por el Vicepresidente es el resultado de la lucha y la movilización tenaz que los trabajadores han venido desarrollando desde hace más de año y medio. Este es un triunfo inobjetable de los trabajadores y un ejemplo para toda la clase obrera venezolana, que pone en el tapete que la movilización, la lucha consecuente, siempre da frutos, y es la forma de obtener nuestras más importantes reivindicaciones”, afirmó Chirino, y agregó:

“El triunfo que hoy celebran los sidoristas es la consecuencia directa de la resistencia contra la agresión de la Guardia Nacional, es el producto de la marcha del jueves 29 de marzo, de la solidaridad de clase concretada en el Encuentro Nacional Sindical del sábado 31 de ese mes, así como de los resultados del referéndum autónomo realizado por Sutiss, y en el que participaron democrática y masivamente los trabajadores”.

Chirino, además expresó que: “los derrotados son la empresa multinacional Ternium y el propio gobierno del presidente Chávez que hasta la semana pasada apoyaba a la empresa, a través de la postura del ministro del Trabajo, José Ramón Rivero. No podemos olvidar que en el marco de este apoyo gubernamental, la empresa dio por terminadas las negociaciones, y con el apoyo del Ministro se pretendía imponer un referendo fraudulento que los sidoristas derrotaron realizando su propio referendo autónomo, en el que los trabajadores rechazaron masivamente la propuesta patronal”.  

Recordando la represión a la que fueron sometidos los trabajadores sidoristas, Chirino afirmó: “Tampoco podemos olvidar que el pasado 14 de marzo los sidoristas fueron brutalmente agredidos por la Guardia Nacional [fuerza represiva bajo el mando del presidente Hugo Chávez], y que hasta hace pocos días el gobierno y sus aliados sindicales acusaban de contrarrevolucionarios los paros escalonados que llevaban a cabo los trabajadores Sidor, junto a su sindicato”.
“El cambio de postura del gobierno, y el anuncio de inicio de un proceso de nacionalización aún indefinido, es un categórico triunfo de los paros obreros y de la autonomía sindical”, recalcó Chirino.

Al preguntársele sobre lo planteado por el Vicepresidente, en relación a la forma en que se concretará la nacionalización de Sidor, sobre el futuro del contrato colectivo y la situación de los 10.000 trabajadores tercerizados que laboran para las contratistas, Chirino planteó: “El gobierno nacional decidió esta madrugada nacionalizar a Sidor, medida que aún no está claro en qué término se realizará, y ante lo cual planteamos que la empresa debe ser 100% estatal y controlada por sus trabajadores. Por otro lado, si bien el gobierno ahora dice que su prioridad son los trabajadores, no ha solucionado aún el problema de inmediato de los sidoristas que es el aumento salarial y el fin de la tercerización. Existe el peligro que esto quede postergado en el tiempo, y supeditado al proceso de negociación con la transnacional Techint. Ante esta situación, nosotros consideramos que los trabajadores deben exigir que el gobierno del presidente Chávez, de manera inmediata, apruebe el contrato colectivo asumiendo las exigencias salariales y socioeconómicas hechos por los trabajadores a través del sindicato, así como la absorción inmediata de todos los trabajadores que laboran para las contratistas en condición de tercerizados.”

Orlando Chirino, en nombre de CCURA, hizo un llamado a los obreros sidoristas y su dirección sindical “a seguir alertas y movilizados para lograr todas sus reivindicaciones contractuales, así como una verdadera renacionalización de Sidor, bajo su control y gestión directa.”.

 

Contenido

Presentación

I. El imperio de EU, por peder su hegemonía mundial                   

II. Debilitamiento de EU dentro de un nuevo marco geoconómico mundial

III. Un gran crecimiento económico mundical que  no   supera la crisis

IV. La Crisis financiera mundial                                 
V. Algunas repercusiones políticas del declive del imperio 

VI. Alguna repersusiones políticas del declive del imperio                 

Venezuela

En Sidor los obreros enfrentan a Techint                            
La nacionalización de Sidor es un triunfo de los trabajadores    

 Por la reinstalaciòn de Orlando Chirino a PDVSA       

Por un tribnal que juzque las acusaciones de James Petras 

Colombia
Palestina
México
Contraportada