Pluma No. 10, primavera de 2008

 

Venezuela

En Sidor los obreros enfrentan a Techint

Miguel Sornas

Venezuela, 3 de abril de 2009.- Desde hace casi un mes los obreros de la siderúrgica Sidor, cuyo paquete accionario mayoritario pertenece al grupo argentino Techint, están en lucha, con paros semanales y marchas. Reclaman por su convenio y un aumento salarial. La empresa cuenta con el apoyo del gobierno de Chávez, cuyo ministro de Trabajo se ha puesto de su lado. El 14 de marzo hubo una dura represión de la Guardia Nacional. Posteriormente, un Encuentro Sindical nacional resolvió medidas de solidaridad.

La empresa Ternium-Sidor es la principal siderúrgica de Venezuela y de la región andina y el Caribe. Está ubicada en la ciudad de Puerto Ordaz, Estado de Bolívar, a unos 800 kilómetros de Caracas capital del país.

Fue una empresa de propiedad estatal hasta fines de los 90, cuando el gobierno de Rafael Caldera, teniendo como ministro a Teodoro Petkof (hoy cabeza de la oposición proyanki), la privatizó pasando a manos de la multinacional argentina-italiana, Ternium-Techint. Los primeros años de privatización recibió gratis, hierro, energía y agua. .Sidor era como Somisa de Argentina, que también quedó en manos del Grupo Techint de la familia Rocca bajo el gobierno de Menem.

La empresa tenía 15 mil obreros, que desde la privatización fueron reducidos a 5 mil efectivos, luego de duras huelgas, y cerca de 9000 trabajadores tercerizados de más de 200 contratistas que hacen el mismo trabajo pero fuera del convenio, en condiciones laborales y salariales más precarias. O sea que la explotación de estos 10 años ha sido atroz, proporcional a las superganancias que ha venido sacando la patronal, que  además tiene servicios subsidiados por el gobierno de Chávez. Por eso los trabajadores han dicho: “¡Basta!”

El conflicto y la represión del 14 de marzo

Los obreros nucleados en el Sindicato Único de los Trabajadores de la Industria Siderúrgica Sidor (SUTISS) no reciben aumento salarial desde el 2006 (en un contexto de inflación igual o más alta que la argentina). Por eso, desde hace un año el sindicato viene reclamando que se incluya en el convenio un aumento salarial que cubra los retrasos de la inflación, la incorporación de los contratados al convenio y otras reivindicaciones. Ante la falta de acuerdo, se lanzó un plan de lucha con paros escalonados de 24, 48 y 72 horas y acciones de calle durante marzo. La medida es legal, porque se venció el plazo de debate con la patronal, de más de un año, en la convención colectiva.

El 14 de marzo los trabajadores, que estaban manifestando pacíficamente, fueron sorpresiva y brutalmente reprimidos por la Guardia Nacional, fuerza dependiente del gobierno nacional y del propio presidente Hugo Chávez. Fueron atacados con gases lacrimógenos, perdigones, palazos y llegaron al colmo del salvajismo de  atacar a culatazos y con bayonetas más de 50 vehículos de los trabajadores, destrozando vidrios, carrocería y neumáticos. El saldo fue de 53 detenidos y más de una docena de heridos, entre ellos, dirigentes del sindicato.

El gobierno de Chávez se ha puesto del lado de la patronal, sin lugar a dudas. Esto se refleja en tres cosas: 1) en la actuación patronal del ministro de Trabajo José Ramón Rivero,  2) en la salvaje represión lanzada el 14 de marzo contra los obreros y 3) Chávez nunca se pronunció a favor del reclamo obrero ni tomó ninguna medida contra los guardias nacionales que reprimieron. El ministro Rivero, un ex sindicalista de Puerto Ordaz, amenazó a los trabajadores con imponer un laudo arbitral si se iba a la huelga, hizo declaraciones contra los dirigentes del sindicato acusándolos de golpistas, intentó formar un sindicato paralelo para quebrar la lucha y, por último, trata de imponer, con acuerdo patronal, un referendo para que los obreros aceptaran o no la propuesta patronal. Esta propuesta es un nuevo ataque al movimiento obrero ya que significa desconocer al sindicato y romper su autonomía para resolver con los mecanismos que decidan los trabajadores y no el gobierno y la patronal.

La lucha continúa

Pero todo esto no ha podido quebrar la voluntad de lucha de los obreros de Sidor. El lunes 24 de marzo una asamblea en el Portón (lugar de concentración a la entrada a la planta), resolvió hacer un paro de 24 horas en planta. Pero el día 25 falleció, por negligencia de la empresa, un obrero en plena producción, lo que desató un paro de 72 horas y la convocatoria a una masiva marcha para el jueves 27. Ese día más de 6 mil personas se movilizaron caminando cerca de 5 kilómetros, los obreros fueron acompañados por familiares, sindicalistas de la región, estudiantes, ex sidoristas y vecinos. La consigna central era “Sidor somos Todos”. Había pancartas contra funcionarios del gobierno y contra la empresa. Hubo un minuto de silencio para el obrero fallecido.

Esta semana será decisiva para el conflicto. El SUTISS y los trabajadores siguen rechazando la oferta patronal y el referendo que quieren hacer el gobierno y Ternium-Sidor.  El sábado 29 un Encuentro Nacional de solidaridad (ver recuadro) fortaleció la pelea con resoluciones de apoyo, entre ellas una jornada nacional y una marcha a Caracas. Además también los trabajadores de las empresas básicas del sector aluminio (Alcasa y otras), de Puerto Ordaz, se empezaron a movilizar por reclamos salariales.

Si la empresa no cede a los reclamos, todo esto fortalecerá a los obreros de Sidor para preparar la profundización de su lucha, sabiendo que no están solos y que su triunfo es clave para todo el movimiento obrero de Venezuela, y para la lucha de fondo por la renacionalización de Sidor.

_____________________________________________

Encuentro Sindical nacional en Guayana

El sábado 29 de marzo, en la ciudad de San Félix, estado de Bolívar-Guayana, se realizó un importante Encuentro Sindical nacional de solidaridad con los obreros de Sidor. En la sede del sindicato se congregaron más de 100 sindicatos de todo el país. Entre esos representantes estuvieron presentes Orlando Chirino, coordinador de la UNT (Unión Nacional de Trabajadores) y dirigente de CCURA junto a otros dirigentes de esa corriente clasista como José Barreto de la UNT de Carabobo y Richard Gallardo de la UNT de Aragua. Hubo solidaridad internacional de organizaciones del Brasil y de Argentina (las del Cuerpo de Delegados de los Ferroviarios de Sarmiento y Mitre y de Izquierda Socialista, encabezada por la diputada Liliana Olivero, de Córdoba).

Por el SUTISS hablaron, entre otros, el presidente del sindicato José “Acarigua” Rodríguez, Cruz Bello y José Meléndez. El dirigente “Acarigua” Rodríguez agradeció la presencia de las delegaciones llegadas desde todo el país e hizo una serie de propuestas para que las tratara el plenario. Entre ellas la de una acción nacional y una marcha a Caracas para reclamar a Chávez que se pronuncie contra la represión del 14 de  marzo y a favor de los reclamos obreros. Criticó que Chávez no se haya pronunciado por “la masacre del 14”. Señaló que “el pueblo estaba cansado de que se diga que el presidente no sabe nada y que diga de una vez qué pasa en Sidor”. Fué aún más duro cuando dijo que “¡el gobierno se está desplazando de posturas y quiere callarnos a punta de perdigones!”.  Además dijo que era necesario unir al movimiento sindical y pensar en un Partido de Trabajadores. Al final de su intervención agradeció la solidaridad llegada desde Argentina y leyó completo el comunicado de los ferroviarios que firmaba Rubén su líder “Pollo” Sobrero”, que fue muy aplaudido.

El compañero Orlando Chirino apoyó las propuestas de “Acarigua” Rodríguez y señaló que “si los trabajadores de Sidor ganan, ganan el movimiento obrero venezolano, la autonomía sindical, los demás trabajadores que reclaman por su convención colectiva, y se demostrará que la huelga es la única arma para la victoria, cuando hay algunos que hoy dicen que las huelgas sirven a la patronal y a la derecha”. Y comprometió el apoyo de su corriente sindical para las medidas solidaridad de nacional.

Finalmente se votó a mano alzada cada una de las propuestas de la llamada Declaración de Guayana. Los puntos aprobados fueron: una medida de lucha nacional en apoyo a los obreros de Sidor; que renuncie el Ministro de Trabajo José Ramón Rivero; declarar como enemigo de los trabajadores al gobernador (chavista) del Estado de Bolívar; reclamar al presidente Chávez que se pronuncie sobre el conflicto y contra la represión del 14-3; realizar una marcha a Caracas con estos puntos y que se formen comités de solidaridad en todos los estados .

 

Contenido

Presentación

I. El imperio de EU, por peder su hegemonía mundial                   

II. Debilitamiento de EU dentro de un nuevo marco geoconómico mundial

III. Un gran crecimiento económico mundical que  no   supera la crisis

IV. La Crisis financiera mundial                                 
V. Algunas repercusiones políticas del declive del imperio 

VI. Alguna repersusiones políticas del declive del imperio                 

Venezuela

En Sidor los obreros enfrentan a Techint                            
La nacionalización de Sidor es un triunfo de los trabajadores    

 Por la reinstalaciòn de Orlando Chirino a PDVSA       

Por un tribnal que juzque las acusaciones de James Petras 

Colombia
Palestina
México
Contraportada