Pluma 2
Revista teórica marxista de política, arte y literatura
Gobiernos de "centro izquierda": nuevo dique contra la revolución social
Primarera 2006

 

La privatización del petróleo venezolano, mayor que la de México
Por Alejandro Ortiz

Inmediatamente después de su victoria en el plebiscito, Chávez dio una señal inequívoca de su "buena voluntad" al imperialismo, al declarar que: "A los países de la OPEP les ratifico que mi gobierno garantiza la estabilidad del mercado petrolero mundial" (1). Firmó un acuerdo de 5,000 millones de dólares con la Texaco-Mobil y la Exxon para explotar campos petrolíferos, y renovó contratos con otras compañías petroleras. A la fecha, en México ningún gobierno, del PRI o el del PAN se han atrevido a hacer estas concesiones a los imperialistas en materia petrolera.


Los imperialistas y sus lacayos se dieron cuenta que la continuidad de Chávez no sería negativa. Pedro Palma, ex presidente de la Cámara Venezolana Americana, declaró que "el triunfo de Hugo Chávez es un ingrediente positivo para las petroleras, porque inyecta cierta dosis de confianza en que el ambiente va a ser un poco más favorable"(2) . Todd Tucker, del Centro de Investigaciones, Política y Económica, señalaba que "no se trata tan sólo de decir 'más vale malo por conocido, que bueno por conocer, porque Chávez ha sido bueno para la inversión extranjera". "Además -concluyó-, Wall Street prefiere el status quo"(3) .


Chávez ha continuado impulsando el plan de privatización petrolera comenzado por el ex presidente Rafael Caldera, cuyo plan "Apertura Petrolera", fue criticado por el entonces candidato Hugo Chávez. Ahora el presidente quiere que Venezuela se convierta en una potencia productora, y a través de la Ley de Hidrocarburos, y del llamado "Plan Estratégico de la Nueva PDVSA" planea producir 6 millones de barriles diarios para el 2012, además de la duplicación de la refinación. Para alcanzar esta meta, le ha ofrecido a empresas trasnacionales como Chevron-Texaco y la China Nacional Petroleum, 500 mil kilómetros cuadrados de plataforma marina para la explotación del petróleo, y 570 mil kilómetros cuadrados en tierra firme, para las actividades relacionadas.(4) La propuesta de Chávez es que a través de estas empresas privadas se logren explotar los yacimientos petroleros que aún no han podido ser aprovechados para convertir a Venezuela en la nueva Arabia Saudita (5). Deja en manos de capitalistas extranjeros la explotación de los yacimientos petroleros con el argumento de que con los recursos obtenidos por la venta del petróleo, mejorarán las condiciones de vida de los más desprotegidos. Con este plan, las trasnacionales serán prácticamente dueñas del todo el territorio.


Notas

(1) Greenberg, Eva. Satisfacción en el mercado del petróleo por el resultado del referéndum. En La Insignia. http://www.socialismo-o-barbarie.com Agosto 2004
(2) Ídem.
(3) Heredia Lourdes. EE.UU medita reacción. BBC Mundo, Washington. En http://www.socialismo-o-barbarie.org
(4) Red Alerta Petrolera. "El plan estratégico de PDVSA. Un nuevo salto al abismo". Red Solidaria de Izquierda. 9/09/05
(5) El Plan Estratégico de la Nueva PDVSA: ¡Un nuevo salto al abismo! En http://www.soberania.org/Articulos/articulo_1474.htm