PLUMA No.1

Revista teórica marxista de política, arte y literatura

No. 1 Invierno del 2005

 

26 años del Partido Obrero Socialista

 

El Partido Obrero Socialista (hoy Movimiento al Socialismo-MAS) cumple en 2006 en el mes de febrero- 26 años de vida. El aniversario nos da la oportunidad de evaluar lo hecho y lo mucho que resta por conseguir.

El POS entra en una nueva fase de su desarrollo. El triunfo de los obreros huelguistas de la compañía Euzkadi confirma que la clase trabajadora es un factor político nacional decisivo. Sólo unos cientos de obreros, pero debidamente organizados y dirigidos con una perspectiva revolucionaria e internacionalista, fueron capaces de doblegar a una poderosa y prepotente empresa transnacional y al gobierno mexicano.

Adicionalmente, esta batalla entre obreros y patronos concluyó con otro resultado todavía más sorprendente, porque se alteraron las relaciones de propiedad, al tener la empresa que ceder la mitad de la empresa a los trabajadores. La lección es clara: la lucha paga. Y si los obreros del país lo hacen unidos, organizados y con dirigentes revolucionarios, la propiedad de los principales medios de producción del país podría pasar a manos de un Estado de los trabajadores en una República mexicana socialista y democrática.

Por lo que hace a la otra gran clase social explotada y oprimida, la que labora el campo, formada en su mayoría por indígenas, su representación más avanzada, el Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) emitió una apasionada y notable proclama, en la que convoca a los trabajadores sin distinción a unirse y a combatir el capitalismo. El EZ desplegará por todo el país una campaña alternativa a las de los corruptos y demagógicos partidos con registro. El POS acoge en lo fundamental la Sexta Declaración de la Selva Lacandona y se suma a la otra campaña , la de los pueblos originarios y la de la población explotada de las ciudades.

Fogueado en la huelga en la UNAM de 1999 y en el movimiento obrero, el POS conquistó en 2005 su registro como Agrupación Política Nacional (con la denominación de MAS). Así, el IFE tuvo que reconocer que contamos más de 6 mil afiliados organizados en nueve entidades federativas. Las modestísimas prerrogativas derivadas de este reconocimiento oficial servirán para fortalecer nuestra intervención en las luchas, para mejorar nuestras publicaciones y contribuir a la organización de los revolucionarios de otras naciones.

 

(Regresar a contenido)